Press release 28 06 2021

    CAMP DEL FERRO, ASÍ ES CÓMO UN CENTRO DEPORTIVO CREA UN DIÁLOGO CON EL PASADO Y LO LLEVA HACIA EL FUTURO

    La nueva instalación deportiva de Barcelona es un ejemplo de arquitectura sostenible en perfecta integración con el territorio. La cubierta realizada con RENOLIT ALKORPLAN F Terracotta.

    Sant Celoni, Barcelona, 28 06 2021 - Emisiones casi 0, recupera la memoria de los lugares y se orienta al futuro por su atención a la sostenibilidad, la capacidad de integrarse en el barrio en el que se encuentra y por estar concebido también como un espacio abierto. Se trata de Camp del Ferro, el nuevo y bonito polideportivo ubicado en vía Pare Manyanet, en el barrio de la Sagrera, Barcelona. Recientemente terminado, el complejo deportivo alberga tres campos de juego en un área de más de 7.000 metros cuadrados. El ganador del concurso 2015 de Barcelona d'Infraestructures Municipals, SA (BIMSA) - la empresa urbanística - fue el equipo temporal formado por los arquitectos Albert Salazar Junyent y Joan Carles Navarro (socio de AIA), Antoni Barceló y Bàrbara Balanzó (miembros del estudio catalán Barceló-Balanzó arquitectes) y el arquitecto Gustau Gili Galfetti. El equipo desarrolló un proyecto para minimizar el impacto volumétrico y llevar las emisiones y el consumo de energía a un nivel casi nulo.

    «Nuestra idea original era que el edificio no sólo fuera sostenible, sino que fuera mucho más allá -explica Albert Salazar-: lo conseguimos, hasta el punto de que la estructura obtuvo finalmente la certificación LEED Gold».

    A la obtención de este importante resultado también ha contribuido RENOLIT ALKORPLAN F en versión terracota, cuyo sistema de fijación mecánica es especialmente adecuado para soportes de chapa ondulada en grandes plantas industriales, almacenes, centros logísticos o polideportivos.

     

    Rápido y fácil de aplicar, independientemente de las condiciones climáticas, RENOLIT ALKORPLAN F proporciona un perfecto y duradero sellado hidráulico de la cubierta. Para reducir el impacto volumétrico, los diseñadores aprovecharon la posibilidad de enterrar parte de la estructura, colocando dos campos deportivos en las plantas inferiores. El tercero ocupó la planta superior, mientras que la cubierta del segundo campo se convirtió también en un patio de acceso elevado respecto al nivel de la carretera. En cuanto a la estructura, se utilizó una combinación de ladrillos expuestos en diferentes cuadrículas y múltiples colores: "Una elección deliberada -subraya Gustau Gili Galfetti-. En primer lugar, era una forma de contextualizar el edificio en el lugar donde se encuentra: Sant Andreu y la Sagrera tienen, de hecho, un importante pasado de arquitectura fabril, con el uso generalizado del ladrillo. Camp del Ferro crea un diálogo con este contexto. Pero esos ladrillos diferentes, de distintos colores y distintas texturas ayudan a 'pixelar' la fachada, a hacerla más dinámica, vibrante, llena de luz".

    La cubierta responde a los mismos cánones de diseño: sostenida por cerchas vistas metálicas de 35 metros de alzado y completada por una cubierta abovedada invertida, con suaves puntas hacia arriba, se integra en el contexto y refleja la tendencia de las cubiertas de los almacenes vecinos. «En la cubierta también tenemos 50kw de energía fotovoltaica -recuerda Albert Salazar-, lo que significa que en la mayoría de los días de verano tendrá energía positiva para abastecer a los edificios públicos cercanos».

    Sin embargo, todo el edificio está atento a la sostenibilidad y a la reducción del consumo. De hecho, la eficiencia energética del edificio comienza con el enfoque volumétrico del proyecto. La decisión de enterrarlo parcialmente, además de por razones de impacto visual, ha contribuido a mejorar su inercia térmica y a aumentar la ganancia energética. Asimismo, la protección solar, la ventilación cruzada, la iluminación natural o el uso de energías renovables reducen la demanda energética para su funcionamiento.

    El certificado LEED Gold es el reconocimiento de un proyecto de muy alta calidad y los productos para cubiertas RENOLIT ALKORPLAN se enorgullecen de haber contribuido a este resultado.

    reo